Ruz descubre pagos que no fueron registrados en la contabilidad oficial del PP

El juez confirma la existencia ‘a nivel indiciario’ de una contabilidad B en el partido.

Las pruebas de estas sospechas derivan de una serie de cobros y pagos realizados durante las reformas del la sede del partido en la calle Génova entre 2005 y 2011. El receptor de este dinero, no registrado en la contabilidad oficial del PP, habría sido el arquitecto Gonzalo Urquijo, que ya ha sido citado a declarar como imputado por el juez Ruz.

Según el testimonio del ex tesorero Luis Bárcenas, estos pagos se habrían realizado en parte con dinero procedente de una ‘caja B’, lo que supondría un delito fiscal. En la resolución dictada por Ruz se hace mención a “la presunta existencia por parte del Partido Popular de una cierta corriente financiera de cobros y pagos continua en el tiempo, al margen de la contabilidad remitida por el Partido Popular al Tribunal de Cuentas que, entre otros extremos pendientes de indagación, habría sido utilizada en el presente caso para atender a determinados pagos”, comprobable en la documentación incautada en el registro de la empresa de Urquijo.

El arquitecto tendrá que responder a ésta y otras preguntas el próximo 16 de diciembre y, según la resolución judicial, la responsabilidad de este supuesto delito fiscal recaería sobre el ex tesorero del partido -Luis Bárcenas-, su sucesor -Cristóbal Páez-, y el propio Gonzalo Urquijo.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.