Robo de cables en la desaladora de Las Galletas

Más de un centenar de agricultores tinerfeños se quedan sin agua.

Durante la madrugada el jueves los ladrones extrajeron cerca de 700 metros de cobre de la planta desaladora de Las Galletas, en el municipio tinerfeño de Arona, dejando sin suministro de agua a los 105 socios agricultores que gestionan dichas instalaciones.

Por el momento se está realizando una valoración de los daños provocados durante el robo y se estima que las pérdidas materiales asciendan a más de 15.000 euros, al tratarse de un material muy costoso. La extracción del cable de cobre produjo la paralización de la desaladora y la activación de las alarmas, tomando por sorpresa a los agricultores, que nunca habían sufrido un asalto de este tipo en sus instalaciones.

Además de las pérdidas de material, habrá que valorar los daños causados en las 375 hectáreas de cultivo que, debido a este incidente, se han quedado sin agua para su riego.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.