Riu no podrá seguir adelante con el proyecto del Oasis

El Gobierno suspende el PGO de San Bartolomé de Tirajana.

El Ejecutivo regional permitirá la demolición del hotel Oasis, pero la cadena Riu no podrá construir otro hotel en su lugar, como era su intención, ya que el Gobierno ha decidido suspender el Plan General de Ordenación Urbana del municipio grancanario.

Además, tras analizar tras analizar el expediente incoado por el Cabildo de Gran Canaria, ha rechazado la declaración del Oasis de Maspalomas como Bien de Interés Cultural en la categoría de sitio histórico al considerar esta propuesta “inviable e inadecuada”. Desde el Ejecutivo regional se informa de que “la ordenación urbanística sobre esa área territorial puede ser manifiestamente mejorable y que, independientemente de las posiciones manifestadas por distintas personas y colectivos, la recuperación de ese espacio singular debe constituir un objetivo de primer orden en las políticas ambientales y de ordenación territorial que necesariamente deben acometerse desde la Administración”

En este sentido, justifica su decisión asegurando que “El vigente Plan General de Ordenación de San Bartolomé de Tirajana, aprobado por la Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de Canarias el 26 de noviembre de 1996, establece unos parámetros edificatorios que, en la práctica y de materializarse, pueden incidir negativamente en la conservación del hábitat, al permitir edificaciones que, por su volumen, altura y localización, oculten el palmeral e impidan garantizar el logro de las mejores condiciones ambientales posibles en orden al mantenimiento y, en su caso, la mejora y recuperación del palmeral”.

Por otro lado, la suspensión del Plan de Modernización, Mejora y Competitividad del municipio en el mismo ámbito urbano responde, según declaraciones del consejero de Política Territorial, Domingo Berriel, a la necesidad de aprobar una ordenación “más adecuada” que será consensuada antes de mediados de octubre y que implicará el traslado de edificabilidades a otra área próxima, que no afecte al palmeral ni a su ecosistema.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.