Reverón retorna al banquillo de los acusados

Después de que el abogado Felipe Campos atribuyera a Reverón el reconocimiento del delito de tráfico de influencias durante la primera declaración prestada, el alcalde regresó ayer al banquillo de los acusados en el Juzgado Número 7 del municipio de Arona.

 

El Juez que se encarga del caso decidió mantener los cargos que se le habían imputado al alcalde de Arona, José Alberto González Reverón, así como los de otros cuatro acusados por su presunta participación en la trama de corrupción urbanística, y que en su momento tuvieron que pagar una fianza de 80.000 euros y una pena de dos meses de cárcel en algunos casos. Estos eran dos técnicos urbanísticos del Ayuntamiento de Arona –Eliseo de la Rosa y Roberto de Luis-, el arquitecto Zenón Rodríguez y el vecino de Los Cristianos, Arsenio Zamora.

Según las declaraciones de Fernández del Torco, abogado de Reverón, las primeras declaraciones no han aportado nada nuevo al caso, por lo que “nada de lo que se le imputa ha sido aún probado”. Sin embargo, Felipe Campos, que actúa como abogado popular en el “Caso Arona”, mantiene la opinión de que, durante la primera comparecencia, “el alcalde reconoció hasta en tres ocasiones que ha cometido delitos de tráfico y de influencias” así como la rotunda convicción de que “será condenado por todos o por alguno de los delitos que se le imputan”.

Por su parte, Reverón se ha mostrado tranquilo en sus dos declaraciones, admitiendo que “no hay nada que esconder en mi vida política o personal”.

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.