Santa Cruz de Tenerife invertirá en la rehabilitación de viviendas

rehabilitación de viviendas

Viviendas

El Ayuntamiento capitalino destinará 35 millones de euros para la rehabilitación de viviendas en todo el municipio

Un total de 1.081 inmuebles se verán beneficiados por el plan de rehabilitación de viviendas que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. En total, una inversión de 35 millones de euros que responde a la suma de los 18,4 millones ya previstos y otros 16,5 que se han sumado recientemente a esta iniciativa.

La concejal de Vivienda, Carmen Delia Alberto, destaca que el Programa de Rehabilitación de Viviendas llevado a cabo en Santa Cruz posibilita, entre otras, “la consecución de notables mejoras en edificaciones de cierta antigüedad, al incluir, de manera general, reformas integrales de zonas comunes, tratamientos de albañilería y carpintería para el saneo de fachadas, impermeabilización de cubiertas y la adecuación de la red de telecomunicaciones, agua potable, electricidad y saneamiento de cada inmueble a la normativa vigente”.

El plan de rehabilitación de vivienda se extiende a todos los barrios de la capital

Hasta el momento, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha trabajado e incluso concluido la rehabilitación de 1.420 viviendas dentro del programa que ha desarrollado en esta materia durante los últimos años. El nuevo plan diseñado para el período 2018 – 2021 afectará a otras 1.081 viviendas dispersas por todo el territorio municipal.

Este plan prevé un crecimiento exponencial de estas actuaciones en el barrio de La Salud, donde se ha programado la rehabilitación de 306 viviendas, seguida por Miramar (184), Los Gladiolos y Los Verodes, que se incorporará a las Áreas de Regeneración y Renovación Urbana con 140 viviendas; Santa María del Mar (120), Cepsa, que también entre como novedad en este programa con 106 viviendas; La Victoria (94), Ofra (78) y García Escámez (53).

Los residentes participan activamente en la elaboración de los proyectos, siendo con posterioridad los primeros en reconocer que estas mejoras han posibilitado un aumento de la calidad de vida de su entorno más inmediato, incluso de barrios enteros que tenían un alto grado de degradación en sus edificaciones.

A cambio, los propietarios solo tienen que aportar el 10% del valor de la actuación que se desarrolle, existiendo facilidades para la consecución de esta financiación a través de los Servicios Sociales del propio Consistorio para obtener las ayudas en aquellos casos de vulnerabilidad familiar o insolvencia económica.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.