Recorte en las ayudas para libros de texto

La aportación del Estado se reduce en más del 80 por ciento.

El programa de gratuidad de los libros de texto que la Consejería de Educación puso en marcha en 2006 con el compromiso del Gobierno central de aportar 3,4 millones de euros se queda sin fondos. El próximo curso, el Estado no aportará ni un euro al no contemplar una aportación que suponía el 40 por ciento del funcionamiento del programa.

Así pues, el Gobierno de Canarias recorta también las ayudas destinadas a familias con menos recursos que necesitan comprar libros de texto para sus hijos. El presupuesto para 2012 está entre uno y dos millones de euros, lo que supondría un recorte de más del 80 por ciento con respecto a los 8,3 millones de fondos del curso pasado.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.