Recortar en democracia para despilfarrar en instituciones

UPyD considera que la reducción del número de diputados en el Congreso solo pretende hacer desaparecer a los partidos minoritarios.

“Tras décadas de crear y mantener organismos inútiles, hinchar las instituciones con cargos elegidos a dedo y sin hacer nada para reformar estructuras ineficientes, resulta poco verosímil que PP y PSOE tengan un verdadero interés en llevar hasta el final las reformas que la Administración española necesita”, declara UPyD en una nota de prensa. Sin embargo, el hecho concreto de que el PP proponga la reducción del número de diputados en el Congreso y de que el PSOE vea positiva la propuesta, sí tendría una explicación lógica para UPyD: los dos partidos mayoritarios se alían para acabar con la presencia de formaciones minoritarias en el Congreso.

Carlos Matínez Gorrián, el candidato número dos de Unión Progreso y Democracia al Congreso, lo explica de la siguiente manera: “Eliminar 50 diputados daría a las provincias pequeñas un peso aún más determinante del que tienen en la actualidad, que ya es superior al que les correspondería en un reparto proporcional. Esto hace que el voto de un ciudadano en una provincia grande valga menos que el de su compatriota en una provincia poco poblada. ¿Son entonces los habitantes de Soria, Ávila o Teruel unos privilegiados? No necesariamente. Depende de a quién voten. Si eligen al PP o al PSOE, su voto tiene mucho peso. Pero si eligen una opción minoritaria, es casi imposible que su voto se transforme en un escaño, dado el escaso número asignado a la mayoría de las provincias. De este modo el sistema penaliza a los partidos minoritarios y supone una barrera de entrada a quien quiera competir con los dos partidos grandes y sus socios nacionalistas. Pero sobre todo perjudica a los ciudadanos, que ven menoscabada su igualdad respecto a otros y limitada su libertad, ya que, de hecho, votar por el partido que en realidad les gusta está penalizado. La reducción de diputados no haría sino agravar esta situación”.

Para UPyD, “una reducción de diputados nacionales es un recorte en democracia, en igualdad y en libertad” así como “una maniobra para ‘blindar’ el bipartidismo en España”, por lo que propone aumentar la proporcionalidad del sistema del voto aumentando en 50 el número de diputados del Congreso y ahorrando en otras partidas que no “pervirtieran” la validez del sufragio.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.