Recibe siete puñaladas en su domicilio

El agresor se presentó en su casa del Puertito de Güímar.

La víctima recibió un total de siete puñaladas, la mayoría de ellas en el pecho, aunque también en el brazo y el cuello. A pesar de la gravedad de las heridas, no perdió el conocimiento y, cuando alertados por los gritos, los vecinos avisaron a las autoridades, éstas encontraron a un hombre desangrándose pero todavía consciente, capaz de identificar a su agresor.

Fue así como la Guardia Civil logró detener a la persona que presuntamente había cometido el crimen. Un joven de 28 años que, tras presentarse en el domicilio de su víctima había declarado “Lo siento Poli”, antes de asestarle las siete puñaladas que han obligado a su ingreso en el Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria.

Según las primeras investigaciones, se baraja la posibilidad de que se haya tratado de un ajuste de cuentas.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.