Rajoy niega el rescate bancario

El presidente del Gobierno asegura que no solicitar el rescate fue ‘la gran medida de política social’.

La deuda pública española se ha triplicado desde 2008

Durante su intervención en el vigésimo quinto Debate sobre el estado de la Nación, el presidente del Gobierno, tras asegurar que el PIB español crecerá el 2,4 por ciento en 2015, ha ofrecido otros datos económicos: el consumo seguirá aumentando en torno al 3 por ciento, la inversión en bienes de equipo se incrementará por encima del 7 por ciento, la balanza de pagos por cuenta corriente registrará superávit y la capacidad de financiación de la economía española al resto del mundo superará el 1 por ciento del PIB.

Mariano Rajoy ha anunciado nuevas medidas de su Gobierno, como una rebaja de las cotizaciones a la Seguridad Social para los nuevos contratos indefinidos, que se beneficiarán de un mínimo exento de cotización de 500 euros.

Además, el Gobierno prepara medidas para los trabajadores autónomos: tendrán una bonificación, durante un año, del 100 por ciento de la cotización a la Seguridad Social cuando necesiten reducir su jornada laboral por el cuidado de hijos menores de 7 años o de personas mayores en situación de dependencia. También se ampliarán las ayudas fiscales a las familias numerosas y los llamados “cheques familiares” de 1.200 euros al año que se extenderán a las familias monoparentales con dos hijos.

El presidente ha explicado que se articulará un procedimiento simplificado gracias al cual se podrán acordar quitas, aplazamientos y otras formas de reducción de la deuda. Además, en la Ley Concursal, las “personas naturales” podrán liberar las deudas que queden impagadas tras ejecutar las garantías y sus bienes.

Según ha indicado Mariano Rajoy, también se revisarán los plazos de prescripción de las reclamaciones de la deuda, que se reducirán a cinco años en el caso general, se reformará el Código de Buenas Prácticas Bancarias y se incluirá una disposición para que los colectivos vulnerables puedan beneficiarse de una inaplicación definitiva de las cláusulas suelo.

Otra de las medidas que el líder del Partido Popular ha avanzado es una reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal -para evitar que las macrocausas judiciales se prolonguen en el tiempo-, una revisión del sistema de tasas judiciales y una modificación de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Rajoy también ha anunciado medidas para intensificar el control del fraude, tanto en la Hacienda Pública como en la Seguridad Social. Para ello, ha dicho, se reformará la Ley General Tributaria y la Ley Ordenadora del Sistema de Inspección de Trabajo, Seguridad Social y Salud Laboral.

No pedir el rescate, la mejor política social

El presidente del Gobierno ha destacado que los objetivos se han conseguido manteniendo el estado del bienestar, “sin desgarros sociales y sin ahondar en las desigualdades. Y, lo que es más importante”, ha apuntado, “sin pedir el rescate”. “Esta fue la gran decisión de la legislatura, la gran medida de política social”, ha explicado Mariano Rajoy, porque “el rescate es implacable, no considera la edad ni la condición social ni la fortaleza o debilidad de cada familia”.

 

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.