Rajoy despide el año recordando sus ‘éxitos económicos’

El presidente elude la corrupción, la falta de consenso y el fracaso de sus reformas.

Para el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, el país evoluciona favorablemente y “el 2014 será el inicio de la recuperación”.

A pesar de que la mayoría de las reformas llevadas a cabo por el Gobierno en el último año han salido adelante sin consenso y gracias a la mayoría absoluta del PP, el presidente ha evitado hablar de las constantes confrontaciones con otros grupos políticos y ciudadanos, las manifestaciones de disconformidad frente a los recortes en Sanidad y Educación, la polémica del aborto o las cuestiones secesionistas.

Para Rajoy, los datos de la economía española son positivos, por lo que el deterioro de la confianza en la Justicia y las instituciones públicas o los continuos casos de corrupción política -muchos de ellos en el seno de su propio partido- no han resultado de interés a la hora de realizar un balance de lo que el año 2013 ha supuesto para el país.

En su última comparecencia del año -un año marcado por la escasez de intervenciones públicas del presidente-, Rajoy únicamente ha mencionado de pasada la cuestión catalana para reafirmarse en su posición de que no habrá consulta de soberanía en Cataluña porque es anticonstitucional, y ni siquiera en el turno de preguntas ha querido contestar a las cuestiones más polémicas que atañen al Gobierno y a su partido, mostrándose esquivo en sus respuestas y escudándose en los datos económicos para justificar la supuesta ‘buena salud’ de la que empieza a gozar el país.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.