“Yo no sé ni cuál es la postura del grupo al que pertenezco”

El PGO se aprueba a pesar de que algunos miembros del consistorio aseguraban no disponer de la información necesaria para la votación.

Los gritos de “corruptos, corruptos” que coreaba el centenar de ciudadanos convocados ante las puertas del consistorio santacrucero y declaraciones como las de Alfonso Soriano (PP), que aseguraba “Yo no sé ni cuál es la postura del grupo al que pertenezco”, no han logrado impedir que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife aprobara un nuevo Plan de Ordenación. Con 16 votos a favor de CC, CCN y la mayor parte del PP -salvo las abstenciones de Soriano y Ángel Llanos-, el nuevo documento ha visto la luz después de un intenso debate interrumpido en varias ocasiones por los gritos de los ciudadanos que se congregaban a las puertas del Ayuntamiento manifestando su malestar por esta decisión. La concejal de Urbanismo, Luz Reverón, intervino para corroborar que los errores cometidos en la anterior redacción de este plan ya han sido subsanados y negó una vez más que las viviendas fuera de ordenación fueran a perder su valor. Es éste un argumento que no convence a los miembros de la Plataforma Vecinal contra el PGO cuyo portavoz, Felipe Campos, ha insistido en numerosas ocasiones en que este plan es “peor que el expolio”.

Por su parte, los socialistas pidieron suspender el pleno hasta la obtención de un documento más consensuado, una propuesta a la que era afín Ciudadanos por Santa Cruz, pero que no fue respaldada por el pleno. Maribel Oñate (PP) también insistió en la necesidad de aprobar este nuevo documento y defendió la postura de su partido, a pesar de que miembros como Alfonso Soriano intervinieron con comentarios del tipo “Yo no sé ni cuál es la postura del grupo al que pertenezco”, asegurando que en ningún momento ha estado en disposición de la información necesaria para votar este plan. Finalmente, el PGO se ha aprobado con la misma celeridad que hace un año, con 16 votos a favor, 8 en contra, 2 abstenciones y mucha polémica.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.