‘Pueblo, adelante, no bajes la cabeza’

El suicidio simbólico de un jubilado moviliza a los ciudadanos de Grecia.

Centenares de personas salieron a la calle para despedir y rendir homenaje al jubilado griego de 75 años que decidió quitarse la vida para “no tener que hurgar en la basura para subsistir”, tal como dejó escrito en una nota.

El suicidio de este farmacéutico jubilado y su nota de despedida, en la que animaba a los griegos a revelarse contra la situación impuesta por quienes controlan la economía, ha causado conmoción en el país. Tras el funeral han vuelto a producirse altercados en la capital griega durante una concentración que ha congregado a centenares de personas y en la que la hija del fallecido ha leído un manifiesto en el que declaraba que la muerte de su padre ha sido “un acto profundamente político”.

El fallecido, de origen búlgaro, estaba enfermo de cáncer y vivía gracias a una pensión que, tal como declaraba, “él mismo había pagado, sin ayuda de ningún Estado”. Ante las dificultades económicas que atravesaba y con el fin de “no tener que hurgar en la basura”, decidió poner fin a su vida convirtiendo su suicidio en un nuevo símbolo de la crisis griega.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.