Protestas por los despidos en Naviera Armas

Naviera Armas

Naviera Armas

La empresa ha despedido a todo el personal de amarre de la provincia de Las Palmas

Los trabajadores de la empresa ARMAS-ARTRA se han concentrado el pasado miércoles frente a las instalaciones de la empresa en El Sebadal, Gran Canaria, en protesta por los despidos llevados a cabo por la naviera y en defensa del empleo de la compañía en Canarias.

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras Canarias (FSC-CCOO),
convocante de este acto reivindicativo, ha denunciado el despido de 17 personas empleadas
en la empresa en la provincia de Las Palmas, «aún en plena expansión de la naviera ARMAS-
ARTRA tras adquirir Transmediterránea y anunciar grandes inversiones en la terminal del
muelle de La Esfinge».

FSC-CCOO afirma que la empresa ha llevado a cabo el despido de todo el personal de amarre
de la provincia de Las Palmas, así como otras tres personas del citado puerto, «sin información
ni negociación alguna con los representantes legales de la plantilla».

Inquietud en los trabajadores de Naviera Armas en Santa Cruz de Tenerife

Esta actitud de «falta de información y negociación» ha vuelto a ponerse de manifiesto en la reunión de la comisión de clasificación profesional celebrada el pasado 13 de septiembre. En la misma, los representantes de los trabajadores se interesaron por el futuro laboral de los amarradores de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, sin que la empresa proporcionara respuesta alguna a dicha inquietud.

Asimismo, la empresa no proporcionó información alguna sobre si estaba en sus planes
despedir a más personas en los distintos centros de Canarias.

Es preciso recordar que cuando Artra llevó a cabo el ERE a principios de este año, debido a la
integración de Trasmediterránea, los centros de trabajo de naviera Armas tierra en Canarias
quedaron explícitamente excluidos del ERE. Por este motivo, la empresa no puede argumentar ahora dicha compra de la otra naviera como justificación de estos despidos. Esto es así porque los representantes de la plantilla de los centros de trabajo provenientes de Armas tierra no
pudieron participar en la negociación de ese ERE para defender los derechos legítimos de la plantilla.

Actitud opaca, unilateral y autoritaria

FCC-CCOO denuncia que esta política de despidos se produce en pleno proceso de elecciones sindicales. Se debe recordar que la empresa ya realizó despidos en las elecciones de 2017 de los representantes del personal de flota. Estas actitudes generan un ambiente de temor en todo proceso electoral, estrategia más propia de otros tiempos y que es la tónica habitual en esta empresa. Tal es así que este mismo martes la empresa ha expulsado de una asamblea legalmente constituida al presidente del comité de empresa atendiendo una orden directa de uno de los propietarios de la naviera, Antonio Armas. Esto constituye, según FSC-CCOO, una nueva infracción de los derechos fundamentales de los trabajadores recogidos en la Constitución Española y que se une a una larga lista de infracciones de esta compañía.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *