Las prospecciones marroquíes ponen en riesgo las costas canarias

prospecciones marroquíes

Aguas canarias

Clavijo solicita hablar con el ministro de Asuntos Exteriores para abordar el tema de los sondeos autorizados por Marruecos

Canarias afronta con una “alta preocupación” las prospecciones marroquíes que se llevarán a cabo en aguas próximas al archipiélago. Así lo ha manifestado el presidente del Gobierno regional, Fernando Clavijo, quien ha solicitado ya una reunión con el ministro de Asuntos Exteriores para abordar esta reciente decisión del Gobierno alauí.

La autorización de marruecos para la realización de estos sondeos petrolíferos ha afectado de manera especial a la opinión pública de los habitantes de Lanzarote y Fuerteventura, que ya hace unos años vivieron una situación igual de controvertida cuando Repsol realizó trabajos cercanos a su litoral con estos mismos objetivos.

Los ecologistas consideran que es hora de retomar la acción social contra las prospecciones marroquíes

La búsqueda de hidrocarburos en aguas próximas al archipiélago canario siempre ha sido una cuestión sujeta a polémica. Cuando hace unos años el exministro de Industria, José Manuel Soria, autorizaba a Repsol para la realización de sondeos petrolíferos en aguas cercanas a Lanzarote y Fuerteventura, la población insular, respaldada por varias plataformas ecologistas, científicos, asociaciones sociales y partidos políticos, demostraba su rechazo a este tipo de actuaciones en aguas del archipiélago.

Con las prospecciones marroquíes vuelve a resurgir esta polémica, con el agravante de que ya no se trata de una decisión del Gobierno español sino del un país vecino, por lo que gestionar la situación resulta más complicado. Algunos grupos ecologistas como Ben Magec ya se han adelantado a la cuestión advirtiendo que “las prospecciones en aguas ultraprofundas constituyen una amenaza real de contaminación de una zona de alto valor ambiental y gran fragilidad. Comportan también como entonces peligros para la salud humana y comprometen otras actividades económicas como el turismo y la pesca”.

Los opositores a estos trabajos de prospección insisten en que desde las instituciones canarias se debe manifestar el rechazo a estas actuaciones, ejerciendo medidas de presión sobre el Estado y la UE para que los puertos canarios no acaben convertidos en “la gran gasolinera del Atlántico”, con los riesgos que ello conlleva.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.