Prisión para el patrón de la patera en la que fallecieron dos personas

Un bebé y una mujer perdieron la vida en 2019 al caer al mar durante la travesía en patera desde Marruecos hasta Gran Canaria

Dos pasajeros, una mujer de mediana edad y un bebé de aproximadamente un año, perdían la vida en 2019 durante el viaje en patera desde Marruecos hasta Gran Canaria. El patrón de la patera en la que viajaban un total de 30 personas fue detenido como autor de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y dos delitos de homicidio imprudente en concurso ideal . Ahora la justicia le obliga a cumplir una pena de ocho años de prisión por lo acontecido durante dicho viaje en el que una tercera persona cayó al agua y de la que, a día de hoy, se desconoce su identidad, situación y estado.

El patrón de la patera deberá indemnizar a la madre del bebé y a la hija de la mujer fallecida

El juez ha determinado que el patrón de la patera realizaba este viaje “movido por móviles no concretados pero no humanitarios”. Cada uno de los 30 pasajeros de la embarcación, 17 de origen subsahariano y el resto de origen magrebí, había pagado 1.000 euros para realizar la travesía que duró cinco días.

A la llegada a una zona próxima al Puerto de Arguineguín, el patrón de la patera realizó una maniobra arriesgada que provocó la colisión de la embarcación con una roca y la caída de varias personas por la borda, entre las que se encontraban las dos víctimas mortales por ahogamiento y una tercera persona desaparecida.

Aparte de los 8 años de prisión, el patrón de la patera deberá indemnizar con 72.438 euros a la madre del bebé fallecido y con 93.135 euros a la hija de la mujer que perdió la vida durante el viaje. Tal como consta en la sentencia, la patera era de cortas dimensiones, (5,5 metros de eslora y 2,5 metros de manga), “frágil, inestable, inapropiada para una travesía de varios días e inadecuada para el transporte de ese número de personas, las cuales por tal motivo viajaban apiladas y en una posición incómoda que debían mantener de manera casi permanente”. Sin los sistemas de seguridad apropiados y sin chalecos salvavidas para toda la tripulación, la responsabilidad de esas dos muertes recae sobre el patrón de la embarcación.

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.