Prisión para los conductores del ‘caso Mini’

En 2006 atropellaron a tres personas en la capital tinerfeña.

La Audiencia de Tenerife ha dictado sentencia en firme para los dos implicados en el atropello que en 2006 acabó con la vida de tres personas en la avenida de Anaga de Santa Cruz de Tenerife. Finalmente, los acusados han sido condenados a penas de prisión: uno de ellos a dos años y nueve meses y el otro a tres años y tres meses.

Los hechos se remontan a la noche del 28 de octubre de 2006. Tres miembros de una misma familia -un matrimonio y su hija- fueron atropellados por un automóvil de la marca Mini que participaba en una carrera ilegal con otro vehículo. Al llegar a un paso de peatones con el semáforo en rojo para el tráfico, el otro vehículo consiguió esquivar a la familia pero el Mini la arrolló provocándoles la muerte prácticamente al instante. Acto seguido, el vehículo se dio a la fuga pero ya había sido identificado por varios testigos del atropello. Los conductores de ambos vehículos han sido condenados a prisión casi siete años después de lo sucedido, acusados de conducción temeraria y tres delitos de homicidio imprudente. Para uno de los condenados la pena ha sido rebajada cinco meses al aplicar el atenuante de la confesión y el arrepentimiento y por comprobar que los heridos ya estaban siendo atendidos por los servicios de emergencia, si bien en ningún caso prestó auxilio a los mismos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.