Prisión cautelar para el entrenador que abusaba de menores

El Supremo aún tiene que resolver el recurso de casación.

Antonio Aday Henríquez Sosa ha ingresado en prisión por orden judicial hasta que el Supremo resuelva el recurso de casación presentado. El joven de 29 años, trabajaba como entrenador de fútbol infantil y era vecino del barrio de Marzagán, en la capital grancanaria. Hace unos meses fue condenado a 27 años y medio de cárcel por abusar de manera continuada de tres menores de edad a los que conducía a hoteles del sur de la isla para someterlos a prácticas sexuales en las que, en ocasiones, utilizaba como cebo a una niña.

Durante el proceso judicial e incluso una vez emitido el fallo que lo condenaba a prisión, el acusado viajó en numerosas ocasiones al extranjero, algo que no ocultó y que publicó incluso en las redes sociales a pesar de que presuntamente no dispone de los medios económicos necesarios para ello. El padre de una de las víctimas promovió la revisión de su situación personal y la fiscal se adhirió a la petición, exigiendo el ingreso inmediato en prisión del acusado.

Por su parte, el ahora preso, llevó a juicio de faltas a uno de los familiares de una víctima asegurando que fue amenazado al encontrarse ‘casualmente’ en una gasolinera.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.