Presuntos abusos sexuales en la Casa Cuna de Santa Cruz

Un educador ha sido acusado de presuntos abusos a menores que podrían haberse producido con total impunidad durante más de veinte años.

La Casa Cuna de Santa Cruz de Tenerife es uno de los centros de acogida de menores más importantes de la isla, por lo que las denuncias interpuestas por al menos cuatro personas que aseguran haber sufrido abusos sexuales, ha causado una gran conmoción. Las investigaciones comenzaron el pasado mes de enero a raíz de que una de las presuntas víctimas denunciara los hechos, acusando a uno de los educadores, ahora ya retirado, de supuestos abusos sexuales durante su internamiento en el centro. Otras tres personas, dos de ellas menores, decidieron entonces denunciar los mismo hechos dando lugar a la apertura de una investigación acerca de lo sucedido. El supuesto agresor trabajaba como educador en el centro de acogida y establecía vínculos afectivos muy estrechos con los internos hasta el punto de solicitar salidas que en su momento fueron aprobadas por la dirección. Pero al parecer esas relaciones entre tutor y menores de acogida podrían haber ido más allá. Al menos así lo podrían demostrar algunas de las grabaciones y material fotográfico incautado en la casa del acusado, que se encuentra en libertad y sin cargos a pesar de la primera denuncia, interpuesta en el mes de enero. Por el momento sólo cuatro de los presuntos agredidos han denunciado los hechos, pero se estima que puede haber hasta diez internos –la mayoría fuera ya de la Casa Cuna- que en su momento fueron víctimas de estos supuestos abusos sexuales. Las presuntas agresiones tienen además el agravante de que el acusado aprovechaba su posición en el centro para manipular a las víctimas y deja al descubierto una situación grave de falta de seguridad en dicha institución.

 

 

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.