Precariedad en las condiciones laborales de los bomberos de Gran Canaria

bomberos de Gran Canaria

Bomberos de Gran Canaria

Los trabajadores denuncian la situación de seguridad a la que están siendo expuestos y auguran “una tragedia inminente”

La situación se ha vuelto insostenible para los bomberos de Gran Canaria. En los últimos meses, los trabajadores se han visto a atender las emergencias de la isla en unas condiciones de trabajo precarias que, tal como llevan ya tiempo denunciando, no sólo ponen en riesgo sus vidas sino la seguridad de la ciudadanía, a la que va dirigida este servicio.

El pasado jueves, los bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria anunciaban la inminencia de una ‘tragedia’ en la isla como consecuencia de las innumerables infracciones de seguridad y el ‘desprecio’ por el respeto a las normas que previenen los accidentes laborales. Intervenciones de rescate sin mando de guardia, inexistencia de una dotación mínima establecida y exposición constante a una situación de presión y tensión durante la jornada laboral son algunas de las denuncias que hacen los trabajadores.

Los bomberos de Gran Canaria reclaman mayor personal y mejores condiciones de trabajo

La labor que realizan a diario los bomberos de Gran Canaria debería ser un servicio al ciudadano que contara con todas las condiciones de seguridad exigibles tanto para quienes lo prestan como para quienes lo reciben. Esto implica contar con un número adecuado de personal (sobre todo en el caso de los bomberos de guardia), una mejor organización de los operativos y una mayor capacidad humana y técnica para poder dar una respuesta efectiva a las emergencias atendidas.

Los bomberos de Gran Canaria hacen hincapié en que es habitual ver parques con tan sólo 2 o 3 efectivos e incluso con un único efectivo durante 24 horas, algo que pone en riesgo la seguridad de su trabajo y que no puede asegurar el cumplimientos de las condiciones de seguridad en materia de riesgos laborales.

Hoy lunes comienza la formación de 4 nuevos efectivos en la isla. Una oposición que comenzó en 2012 y que sólo son 9 los efectivos que se incorporan por primera vez a la plantilla, puesto que el resto es todo personal interino de más de 10 años que han consolidado su plaza. Los bomberos insisten en que “Esta situación no resuelve bajo ningún concepto la gran merma de personal que tiene la entidad, la cual lleva desde 2005 sin incorporar plantilla a pesar de haberse abierto 3 parques más. Es por ello que los representantes de los trabajadores solicitaron oficialmente una ampliación de plantilla sacando una lista de interinidad de este mismo proceso y así paliar la falta de personal”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.