Viaje a las profundidade de la Tierra: el pozo de Kola

el pozo de kola

Estructura exterior del pozo en 2007 / Andre Belozeroff

El agujero más profundo del planeta

El Pozo de Kola

Las limitaciones financieras y la falta de apoyos económicos obligaron al cierre de este curioso proyecto de investigación al norte de Rusia, en una zona conocida como el Escudo Báltico. El pozo de Kola es un agujero de más de 12 kilómetros de profundidad y uno de los proyectos científicos más ambiciosos del período soviético.

Con la intención de conocer mejor la corteza terrestre, la URSS puso en marcha la iniciativa del ‘Pozo Superprofundo de Kola’ (KSDB o SG-3), a 10 kilómetros al oeste de la ciudad de Zapoliarni. El objetivo inicial eran los 15 kilómetros de profundidad pero la falta de presupuesto y las dificultades surgidas durante la excavación solo permitieron que el pozo alcanzara los 12.262 metros de profundidad.

¿Cómo se excavó el pozo de Kola?

Aunque la propuesta del proyecto se remonta a 1962, los trabajos de excavación comenzaron el día 24 de mayo de 1970. El proyecto concluyó en 1992 sin superar nunca los 12.262 metros de profundidad alcanzados en 1989. Más de 120 científicos trabajaron en el proyecto.

Las excavaciones se fueron ejecutando por niveles en un lugar en el que la discontinuidad de Mohorovičić se acerca a la superficie de la Tierra y el grosor de la corteza continental báltica se sitúa en unos 35 kilómetros de profundidad. Así pues, el SG-3 habría logrado excavar al menos un tercio de dicha corteza.

Las enormes perforadoras Uralmash-4E y Uralmash-15000 se encargaron de estos trabajos en los que a partir de una rama central se fueron abriendo otros pozos hasta que técnicamente fue imposible llegar más abajo, en gran medida porque a los 315º de temperatura que alcanzaba la tierra las máquinas ya no podían trabajar.

Utilidad del proyecto y del laboratorio geológico

El proyecto sirvió para el estudio de las discontinuidades sísmicas, el desarrollo de tecnologías para el estudio geofísico profundo o el análisis de la composición física y química de esta parte de la corteza terrestre.

En la década de los 90 la empresa científica estatal GNPP Nedra se hizo cargo del proyecto y se instaló un laboratorio geológico a 8.578 metros de profundidad en el nivel SG-5. Como en otros muchos proyectos de este tipo, la falta de financiación obligó en 2008 a su abandono definitivo. Actualmente la zona se encuentra abandonada y la entrada al pozo más profundo del planeta está sellada con una simple placa metálica.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.