Polémica por el izado de bandera en Gran Canaria

El mantenimiento costará 30.000 euros anuales a las arcas del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

La bandera de Gran Canaria volverá a ondear en el mástil de la plaza de la Fuente Luminosa, en la capital insular, después de que durante el mandato de José Manuel Soria -promotor de esta iniciativa- tuviera que ser retirada por motivos de seguridad. Ahora este “símbolo grancanario por excelencia” será recolocado no sin haber levantado cierta polémica entre diferentes grupos políticos por el elevado coste económico que supone su mantenimiento. El Ayuntamiento capitalino deberá abonar 30.000 euros anuales para que este símbolo luzca en el mástil en el que hace unos años ya ondeaba.

Nueva Canarias ha sido especialmente crítica con esta decisión asegurando que se trata de un acto publicitario del PP y una ‘inmoralidad’ teniendo en cuenta el dinero que se va a invertir en ella después de que se acabe de anunciar el recorte del once por ciento en los presupuestos destinados a políticas sociales.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.