Polémica por el certificado de residencia

El Ayuntamiento de la capital tinerfeña ha recaudado más de 41.000 euros en dos meses.

La obligatoriedad de presentar un documento que certifique la residencia en las Islas para beneficiarse del descuento del 50 por ciento en traslados en avión o en barco ha traído consigo la polémica. Este trámite, que no en todos los Ayuntamientos puede realizarse de forma telemática, supone el desembolso por parte del viajero de 2.50 euros en concepto de tasas por la emisión de dicho documento, lo que en el consistorio de Santa Cruz de Tenerife ha supuesto unos ingresos de más de 41.000 euros en apenas dos meses.

Según la ordenanza municipal, esta tasa no puede generar beneficios para el Ayuntamiento y únicamente se cobra para cubrir los servicios de emisión del certificado de residencia. Pese a todo y, según ha confirmado el alcalde de la ciudad capitalina, Juan Manuel Bermúdez, la tasa por la emisión de este documento –ya sea presencial o de forma telemática- dejará de cobrarse, al tiempo que se intentará potenciar la obtención del certificado a través de la web para evitar esperas y problemas de saturación en las oficinas del Ayuntamiento.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.