Podrían haber sido veinte años de abusos sexuales

Las presuntas prácticas sexuales con menores en lo que se conoce como el “Caso Kárate”, podrían haber estado sucediendo desde hace más de veinte años, por lo que muchos de esos delitos han prescrito.

Más de un centenar de testimonios de ex alumnos de la escuela de kárate de F.T.B certifican los presuntos abusos sexuales que durante más de una veintena de años tuvieron lugar tanto en el centro de formación como en el domicilio que el acusado tiene en la Playa de Vargas, en Agüimes. Al parecer, el propietario de la escuela “reclutaba” cada fin de semana a alrededor de 15 alumnos de edades comprendidas entre los 9 y los 17 años a los que, según el testimonio de varios testigos, obligaba a mantener relaciones sexuales en un “todos con todos” en los que además había alcohol y en ocasiones, drogas. La estructura organizativa que han desvelado muchos de estos testimonios apuntan a que la escuela de kárate podría haber sido la “tapadera” de una auténtica secta sexual en la que los profesores –importantes figuras del kárate- mantenían relaciones sexuales con sus alumnos y los obligaban a mantenerlas también entre ellos asegurando que “el sexo es parte del entrenamiento”.

Hasta el momento, hay seis imputados en el caso. El principal responsable, F.T.B., ha negado todos los hechos de pederastia de los que se le acusan a él y al resto de implicados.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.