Podemos se queda solo con la Ley de Cuentas Claras

Ley de Cuentas Claras

Twitter Noemí Santana

La democracia en Canarias existía mucho antes de que llegara Podemos”

“Canarias necesita una ley para garantizar el claro compromiso de todas las fuerzas en la lucha contra la corrupción y el fraude y que la prioridad es gobernar para la gente, no para los bancos y los grandes grupos hoteleros”, aseguraba la portavoz de Podemos en el Parlamento de Canarias, Noemí Santana.

Sin embargo ni su discurso ni el planteamiento de una Ley de Cuentas Calaras ha contado con la aprobación del resto de los parlamentarios, quienes ven en esta iniciativa de Podemos un innecesario afán de protagonismo en la política insular y un discurso de “retórica reprobable”, tal como señalaba el nacionalista José Miguel Ruano.

Rechazo en bloque a la tramitación de la Ley de Cuentas Claras

Los portavoces de los diferentes grupos que conforman el Parlamento de Canarias se han unido en su negativa a tramitar una ley que, en opinión de la mayoría, “No aporta nada distinto ni nada relevante a la Ley que ya existe”, según las declaraciones de la portavoz de Nueva Canarias (NC), Esther González.

Mientras que Santana insiste en que “esta ley será un antes y un después para la democracia en Canarias porque si no hay nada que ocultar, no hay nada que temer”, el resto de parlamentarios han mostrado su rechazo en bloque a la Ley de Cuentas Claras con el discurso de que la trasparencia y la democracia no son dos aspectos exclusivos de Podemos sino que ya existían en política mucho antes de que esta formación ocupara un lugar en el Parlamento regional.

“La dura crisis ha propiciado que algunos mesías, con su retórica, pretendan engañarnos y decirnos que estamos en el principio de los tiempos de la democracia, y no es así”, expresaba José Miguel Ruano y el resto de grupos parlamentarios respaldaban esta opinión.

La propuesta de Podemos insistía en la necesidad de abrir un portal web en el que todas las administraciones públicas del Archipiélago, incluidas las fundaciones y consorcios, hicieran públicas sus cuentas bancarias y sus saldos correspondientes. Pero el Parlamento se ha decantado por la legislación ya vigente, una Ley de Transparencia que, como recordaba Emilio Moreno (Grupo Popular) se aprobó en España gracias al impulso del PP.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.