Caos en la planificación de la pesca del atún rojo

planificación de la pesca del atún rojo

Atún / Danilo Cedrone

PSOE exige la dimisión del secretario de Estado de Pesca

La planificación de la pesca del atún rojo ha suscitado una gran polémica en este sector en las islas. La decisión del secretario de Estado de Pesca, Alberto López-Asenjo, de no aumentar la cuota de nuevo este año ha sido tachada por el PSOE como una medida arbitraria en el trato de la flota canaria que únicamente sirve para generar tensión entre los profesionales del sector.

En este sentido, los socialistas recuerdan que la lucha “debe centrarse en lograr esa mayor cuota y no en generar conflictos entre los profesionales del sector, que es precisamente lo que está haciendo el secretario de Estado”, motivo por el que exigen su dimisión.

La planificación de la pesca del atún rojo ha sido ‘penosa’

En opinión de la portavoz de sector primario del Grupo Parlamentario Socialista y diputada por La Gomera, Ventura del Carmen Rodríguez, el Ejecutivo del PP “desoye” a los pescadores canarios y mantiene una “mísera cuota” del 1,2 por ciento del total asignado a España. “Lo peor es que la Secretaría de Estado saca unas instrucciones asignando un reparto por barco dentro de Canarias, instrucciones que cambia un día antes de la apertura, de forma que enfrenta a los barcos canarios, generando contradicciones e inseguridad”.

La planificación de la pesca del atún rojo en España contempla en Canarias un porcentaje del 1,2 por ciento de la cuota estatal, una cifra que, asegura Rodríguez, resulta ‘penosa’ y no se ajusta a la realidad del archipiélago. “Resulta penoso que a la flota canaria le corresponda apenas 57,4 toneladas. En esta lucha llevan ya muchos años los pescadores canarios, pero la respuesta del Gobierno del PP ha sido siempre chapucera y arbitraria”, lamenta la portavoz socialista.

Subraya además que la pesca de atún rojo en Canarias cumple exquisitamente con las exigencias europeas, por lo que si el Gobierno de Rajoy no responde, habrá que acudir a instancias europeas. “Si estuviéramos hablando de 700-800 toneladas para los barcos canarios y no de 255, seguro que la tensión sería bastante menor en el sector”.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.