Plan de Salud efímero para Canarias

plan de salud

Hospital Insular de Gran Canaria

El Gobierno regional aprueba un proyecto para un margen de doce meses

Intersindical Canaria no confía en el nuevo Plan de Salud aprobado por unanimidad en el Parlamento autonómico. A tenor de experiencias anteriores califica de inaudita la decisión adoptada que “No deja dudas sobre el desnorte del conjunto de partidos políticos del actual arco parlamentario sobre las necesidades y las intervenciones urgentes que demanda el sistema sanitario público”.

Una década para la redacción del Plan de Salud

Según advierte Intersindical Canaria en su web, ha pasado ya una década desde que comenzó a trabajarse en este documento. Tanto en el inicio de su redacción como en su versión actual, no se ha tenido en cuenta la opinión de los trabajadores del sector.

“Resulta inaudita la aprobación de un Plan de Salud para una efímera vigencia de 12 meses en los que resultará inaplicable cualquier medida reseñable, que además, llega mortinata por carecer de un presupuesto que convierta lo escrito en realidad, y que persiste en el error de prescindir de la participación y/u opinión de los trabajadores y profesionales de la Sanidad, circunstancia esta que como todos los planes elaborados anteriormente por el ejecutivo canario, hará que se desintegre ante una realidad laboral y asistencial que el gobierno desconoce o se niega a reconocer”.

Las deudas del Gobierno de Canarias

Aparte de la deuda social contraída con todos los ciudadanos a través de una concatenación de promesas incumplidas, el Ejecutivo regional adeuda a los profesionales del sector 120.000 horas de trabajo extra así como el abono de los 6 millones de euros correspondientes a los incentivos de 2011 y otros 30 millones de euros por la paga extra de 2012 que el resto del funcionariado ya ha recibido.

Mientras tanto, las listas de espera siguen en aumento, el número de camas disponibles se reduce y el Gobierno -critica Intersindical Canaria- sigue asistiendo a inauguraciones que sólo sirven como escaparate a sus fines electoralistas.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.