Gran Canaria financiará las instalación de placas fotovoltaicas

placas fotovoltaicas

Placas fotovoltaicas

El Cabildo insular aportará hasta la mitad del coste de la instalación en hogares y lanzará una línea de ayudas para empresas antes de que acabe el año

Con el propósito de fomentar el autoconsumo, el Cabildo de Gran Canaria ha decidido lanzar nuevas ayudas para la instalación de placas fotovoltaicas en hogares. De los hasta 3.000 euros que puede llegar a costar una instalación de este tipo, la institución insular ha anunciado que asumirá hasta la mitad de ese desembolso con el el objetivo de convertir Gran Canaria en una isla cada vez más eficiente desde el punto de vista energético.

El Cabildo financiará con 150.000 euros las instalaciones para autoconsumo a razón de un 1 por vatio. El coste de la instalación varía según el tipo de placas fotovoltaicas y su montaje, por lo que pueden encontrarse diversos precios, aunque la media se sitúa en 2,5 euros por vatio. Esa media permite calcular un desembolso orientativo para instalar entre 1.000 y 2.000 voltios para cubrir las necesidades de una familia, siempre según el número de integrantes o los elementos de consumo de la vivienda, lo que supondría 2.500 y 5.000 euros. A razón de 250 vatios por panel, supone instalar cuatro u ocho.

Podrán a cogerse al las ayudas para la instalación de placas fotovoltaicas tanto personas físicas como comunidades de vecinos y, en un futuro próximo, también las empresas

La novedosa línea de subvenciones para hogares, a la que seguirán nuevas convocatorias de ayudas también para viviendas, fue uno de los ejes de la jornada Gran Canaria Sostenible enmarcadas en la celebración de la Semana Europea de la Energía que inauguró el presidente del Cabildo, Antonio Morales, ya que posibilitar que los particulares opten por las renovables es un paso fundamental para avanzar hacia el cambio del modelo energético en Gran Canaria

Este paquete de medidas de ayuda supone que tanto las personas físicas como las comunidades de vecinos podrán acogerse a estas ayudas siempre que se presente un proyecto para autoconsumo, lo que implica gastar al menos el 80 por ciento de la energía que genera la instalación, lo que se traducirá en una disminución de entre 20 y 30 euros en la factura eléctrica y contribuir a la eficiencia energética.

Antes de finales de año, el Cabildo de Gran Canaria lanzará también una línea de ayudas para la instalación de placas fotovoltaicas en empresas. Los cálculos necesarios para una instalación de este tipo se pueden calcular a través de la aplicación que el Gobierno regional ha puesto al servicio de los ciudadanos a través de su página web, en la que basta introducir la zona del inmueble, los horarios de más demanda de los residentes, la superficie disponible, la potencia y la tarificación contratada para conocer los detalles del coste.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.