Cierre de la piscina municipal de Candelaria por excrementos

piscina municipal de Candelaria

Piscina municipal de Candelaria

El personal de mantenimiento de las instalaciones ha detectado defecaciones en el agua

A pesar de que se ha reforzado el control y la seguridad en la piscina municipal de Candelaria para evitar este tipo de situaciones, las instalaciones han vuelto a cerrar este miércoles por un problema de excrementos. Es el séptimo incidente de este tipo que se produce en lo que va de verano.

La presencia de excrementos en el vaso grande de la piscina municipal de Candelaria ha obligado a su cierre. El Consistorio ha hecho un llamamiento al civismo, insistiendo en los problemas que este tipo de conductas irresponsables ocasionan a todos los vecinos del municipio.

Los niños menores de 3 años están obligados a utilizar pañales en la piscina municipal de Candelaria

Por motivos de higiene y seguridad para los usuarios, cada vez que se produce uno de estos desagradables episodios las instalaciones de la piscina municipal de Candelaria se ven obligadas a cerrar. Aparte de los prejuicios que esto provoca a quienes habitualmente hacen un uso responsable de la piscina, especialmente en estos meses de verano, defecar en el agua también implica un desembolso extra para las arcas municipales.

El incremento en el coste de la gestión de las instalaciones, la necesidad de limpiezas en profundidad y el cierre de la piscina no parecen afectar a quienes una vez más han decidido ensuciar la piscina provocando un grave perjuicio para todos. La empresa pública Epelcan, responsable del cuidado de las instalaciones, seguirá extremando las precauciones. Por su parte el Ayuntamiento ha reiterado la necesidad de evitar este tipo de conductas en un espacio destinado al disfrute de todos los vecinos.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.