Piden el estado de alarma en Canarias

estado de alarma

Test de COVID-19 / Gobierno de Canarias

«El poder judicial empeora la errática gestión de los ejecutivos español y canario, propiciando la multiplicación de infectados»

Desde Intersindical Canaria denuncian el «descontrol en el que se encuentra la pandemia de covid-19», sobre todo en la isla de Tenerife, donde «las cifras hablan por sí solas» con un aumento de contagios.

«Esta auténtica situación de emergencia, pide a gritos, según todos los indicadores, la declaración del estado de alarma para Canarias por parte del gobierno del estado español. Lejos de eso, y transcurridos 16 meses desde que se instaurara el primero, aún no se ha aprobado una ley orgánica que contemple medidas excepcionales en situación de grave riesgo colectivo», aseguran.

El sindicato indica que «el gobierno canario improvisa una serie de modificaciones en los niveles de alerta que, sin duda, están contribuyendo a la expansión del virus con sus diversas variantes. Esto es, permitir y flexibilizar el aforo en espacios cerrados a instancias de personas vacunadas que, como sabemos, pueden contraer y transmitir la enfermedad de manera asintomática, o incluso presentar síntomas que los lleven a la hospitalización».

Intersindical Canaria recuerda una vez más que el colapso de la sanidad pública no ayuda frenar la pandemia y denuncia la falta de rastreadores así como el deficitario seguimiento de los contagiados: «No compartimos el procedimiento de actuación del Ministerio de Sanidad para los Servicios de Prevención de Riesgos frente a la exposición al SARS-CoV-2 de 6 de julio de 2021, donde viene a plantear que un trabajador contacto estrecho con un paciente positivo no se tiene que aislar ni causa baja si está vacunado, a no ser que trabaje con pacientes de riesgo».

«No nos debe extrañar que, en ausencia de un marco legal, con el gobierno priorizando la rentabilidad, la llegada de turistas y la reproducción de un modelo económico de poco pan para hoy y mucha hambre para después sobre la salud y la vida, maquillando los datos hasta el extremo de no estar haciendo suficientes pruebas PCR para no alarmar a los países potencialmente emisores, sus señorías sentencien que no existe un peligro tan grave para la salud y la capacidad asistencial, condenando al conjunto de la ciudadanía», explican.

Estado de alarma en Canarias

«En este tenebroso contexto, los diversos autos judiciales, principalmente del Tribunal Constitucional y Superior de Justicia de Canarias, que tumban y boicotean las ya laxas medidas gubernamentales, colocan al poder judicial como los mejores aliados del virus para que este se extienda a su antojo».

Desde Intersindical Canaria instan a un abordaje real, basado en criterios científicos de la pandemia, que contemple limitaciones de aforo adecuadas a cada nivel de alerta, restricciones de movilidad, cribados masivos domiciliarios de la población, incremento del ritmo de vacunaciones con un cambio de estrategia que priorice la población diana menor de treinta años (actualmente principal foco de contagios y transmisión comunitaria), refuerzo de los Servicios Sanitarios y de Salud Pública, control efectivo de los confinamientos con soluciones alojativas, cierres perimetrales…  Además de recurrir la implantación del toque de queda nocturno ante el Tribunal Supremo, en el objetivo de evitar sufrimiento y muertes.

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.