Nueva normativa europea sobre pesca de arrastre

pesca de arrastre

Pesca de arrastre

Se prohibirá esta práctica en aguas europeas a profundidades mayores de 800 metros

En opinión de Greenpeace es uno de los mayores logros de la última década. Tras años de manifestaciones en los que las asociaciones no guberamentales han tenido que enfrentarse a los lobbys de la industria pesquera (especialmente la francesa y la española) finalmente la Unión Europea ha tomado una decisión con respecto a la pesca de arrastre.

El nuevo Reglamento de Aguas Profundas prohibirá esta práctica en aguas europeas cuya profundidad supere los 800 metros, poniendo fin a los bloqueos de las flotas francesas y españolas que hasta el último momento se han opuesto a esta restricción.

La pesca de arrastre es una amenaza para los entornos marinos

Tal como señala Greenpeace en un comunicado, esta restricción pone fin a una práctica de pesca muy agresiva que arrasa con todo lo que se cruza en su camino. En los hábitats de mayor profundidad se reproducen una gran cantidad de especies pesqueras que durante años se han visto amenazadas por la sobreexplotación de los caladeros, el daño a los corales de aguas frías o el ataque a los tiburones de profundidad.

Todas estas zonas atacadas por la pesca de arrastre son además un importante sumidero de CO2, por lo que su conservación en importante en la lucha contra el cambio climático. Además, está demostrado que la pesca de arrastre es una modalidad de pesca inefectiva : entre el 20% y el 60% de la captura se desecha porque no tiene valor comercial.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.