Perseguido y amenazado por el servicio secreto marroquí

El observador internacional español Miguel Ballesteros se encontraba en los territorios ocupados del Sáhara Occidental para documentar la violación de Derechos Humanos.

Al parecer, los servicios secretos y la policía marroquí habrían detectado reuniones entre Ballesteros, miembro de las Juventudes Comunistas -UJCE- y vocal de IU en la JMD de Tetuán en Madrid y activistas saharauis cuando éste se encontraba en los territorios ocupados del Sáhara Occidental en calidad de observador internacional. Durante su estancia en el Sáhara, Ballesteros fue increpado en numerosas ocasiones por las autoridades marroquíes, que consideran una amenaza el hecho de que haya observadores internacionales documentando la violación de Derechos Humanos que se produce en los territorios saharauis ocupados por Marruecos, según comprobó Ballesteros durante su estancia en la zona. El observador ha declarado que a diario era perseguido por una decena de agentes que lo esperaban todas las mañanas en la recepción del hotel con insultos y amenazas para que abandonar el lugar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.