Las pensiones de los muertos

pensiones de los muertos

Pensionistas en un parque

30.000 fallecidos siguen cobrando una pensión en España

El informe El procedimiento de gestión y control de los deudores por prestaciones del Instituto Nacional de la Seguridad Social recientemente presentado por el Tribunal de Cuentas revela el caos que existe en España con respecto a la gestión de las prestaciones por jubilación. Las ‘pensiones de los muertos’ son la manifestación de las deficiencias de gestión de la Seguridad Social, incapaz de determinar cuando el preceptor de una pensión ha fallecido.

25 millones de euros mensuales para pagar las pensiones de los muertos

El informe indica que tanto en 2014 como en 2015 alrededor de 30.000 personas que ya habían fallecido seguían dadas de alta como jubilados y, por lo tanto, cobrando una pensión. Este error de gestión ha supuesto un desembolso mensual de 25 millones de euros destinados a personas que no aparecían como fallecidas en los registros de la Seguridad Social.

Pese a que los datos sí aparecen registrados en el Instituto Nacional de Estadística (INE), los criterios aplicados por la Seguridad Social en el cruce de datos con el archivo general no siempre son acertados y los datos de algunos fallecidos no llegan a ser contrastados.

El INE envía mensualmente a la Seguridad Social los datos de las defunciones en territorio español pero “no existe un protocolo que permita un procedimiento sistemático de recepción” por lo que las delegaciones provinciales gestionan los datos haciendo las comprobaciones de una manera diferente, lo que revela resultados también distintos.

Según el informe del Tribunal de Cuentas debido a estos errores entre 2012 y 2014 se generó una deuda de al menos 10.284.000 euros en prestaciones indebidas. Cobros irregulares que no podrán ser recuperados porque esa posibilidad ya ha prescrito.

La situación de fallecidos pendientes de digitalizar continúa aumentando como consecuencia de esta falta de comprobación y mientras tanto el Estado español sigue desembolsando millones de euros al mes para sufragar el gasto de las pensiones de los muertos.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.