Paulino matiza sus declaraciones sobre el ‘abandono’ hospitalario

‘Estoy seguro de que nadie quiere tener a un pariente hospitalizado’.

La polémica despertada tras unas declaraciones en las que aseguraba que una de las causas del bloqueo de 400 camas de hospital en el Archipiélago es que los familiares no quieren llevarse a sus parientes a pesar de no necesitar ya cuidados hospitalarios, ha obligado a Paulino Rivero a rectificar.

El presidente del Gobierno de Canarias ha matizado estas declaraciones y ha señalado que «va a defender contra viento y marea» los problemas más preocupantes de la sanidad pública en las Islas, como aquellos relacionados con el bloqueo de plazas hospitalarias.

«Es una situación que a todos nos afecta y que entre todos debemos reconducir. Todos, el Gobierno el primero, debemos seguir multiplicando esfuerzos para solucionar este tipo de circunstancias. En ningún caso he culpado a las familias, porque estoy seguro de que nadie quiere tener a un pariente hospitalizado», puntualizaba Rivero, pero al mismo tiempo se ha excusado añadiendo que únicamente pretendía «poner sobre la mesa datos que hablan de una situación especialmente sensible».

El Servicio Canario de Salud ha confirmado que cerca de 400 personas permanecen aún en hospitales del Archipiélago porque, a pesar de haber sido dados de alta, necesitan de cuidados especiales que no pueden recibir fuera del hospital por diversos motivos, entre ellos, la escasez de plazas en centros sociosanitarios.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.