Partículas radiactivas en el ambiente

Partículas radiactivas

Partículas radiactivas en el aire de Europa

Se desconoce el origen de las partículas de yodo-131 que desde finales de enero se extiendes por varios países de Europa

La mancha de partículas radiactivas se ha extendido con rapidez desde que a finales del mes de enero las agencias de protección nuclear de algunos países del norte de Europa alertaran de la presencia de yodo-131 en el ambiente.

Noruega fue el primer país en detectar la presencia de este isótopo en el aire y aunque en pequeñas cantidades la radiactividad se ha desplazado rápidamente hacia Finlandia, República Checa, Polonia, Alemania y ahora también el norte de España.

Las partículas radiactivas detectadas se utilizan para tratar el cáncer y enfermedades tiroides

Por el momento se desconoce el origen de esta contaminación pero todo apunta a que se trata de un escape en una empresa farmacéutica de la zona del Báltico. El yodo-131 es un isopo con una vida media de 8 días, por lo que no supone una amenaza para la salud de los seres humanos. Se utiliza generalmente en el tratamiento del cáncer y de enfermedades tiroides.

Inicialmente se pensó que estas partículas radiactivas podían proceder de fallos en pruebas nucleares clandestinas llevadas a cabo en territorio ruso, pero esta hipótesis no parece probable en tanto que no se ha encontrado una gran concentración de isopos sino únicamente trazas.

Al parecer, no es la primera vez que se produce una situación así. Ya en 2011 varios países europeos reportaron la presencia de partículas radiactivas en el ambiente y nunca llegó a averiguarse su procedencia.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.