El Gobierno no protege el palmeral del Oasis de Maspalomas

palmeral del Oasis de Maspalomas

El Gobierno no protege el palmeral del Oasis de Maspalomas

Podemos asegura que el Ejecutivo regional se ha ‘plegado’ a la empresa RIU

Los intereses de una cadena hotelera priman sobre los de toda una isla y sus ciudadanos. Eso es lo que considera Podemos, que insiste en que el Gobierno de Canarias no ofrece al palmeral del Oasis de Maspalomas la protección que se merece como espacio natural.

El Gobierno en minoría presidido por Fernando Clavijo ““no defiende los intereses generales, se inhibe, y se pliega a los intereses de la empresa RIU”, ha la mentado la formación morada, destacando “la codicia de unos propietarios hoteleros” y el “conglomerado político-empresarial tan habitual en estas islas”.

El palmeral del Oasis de Maspalomas lleva muchos años al margen de cualquier medida de protección

“Seguro que a nadie se le escapa que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias le dijo a todos los políticos canarios que han ejercido en las últimas décadas, que “ya está bien”, que “ya” bastaba de mirar para otro lado con el Palmeral del Oasis encerrado entre los muros y vallas de RIU, que “ya” bastaba de reírse en la cara de la gente”, afirma el diputado de Podemos Manuel Marrero. Con todo, la postura de las instituciones insulares apenas ha variado en los últimos años.

“Nos encontramos ante un ayuntamiento que ha permitido el progresivo deterioro y la apropiación indebida de un bien público por un particular poderoso. Y a un Cabildo y a un Gobierno de Canarias que, durante años, miraron para otro lado”, insiste el diputado de la formación morada.

El Grupo Parlamentario Podemos Canarias recuerda que las dunas, la charca y el palmeral “están protegidos dentro de la reserva natural especial de las dunas de Maspaloma” y , desde hace años, “los dueños de un hotel próximo colocaron una cerca, apropiándose del espacio público, lo cual ocasionó las denuncias del grupo ecologista Turcón ante la pasividad e inhibición del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, del Cabildo Insular de Gran Canaria y del Gobierno de Canarias, todos ellos corresponsables de ese espacio espacio natural”.

Aparte de estos incidentes, se ha continuado con la construcción de 77 apartamentos en la misma superficie que tanto el Plan Parcial como sucesivas sentencias de 1998, 2015 y 2016 han declarado como zona verde pública, “que legalmente tiene el carácter de inalienable, imprescriptible e inembargable”.

Podemos califica la situación de ‘cacicada parlamentaria’ en tanto que el Gobierno de Canarias ha preferido no intervenir, aprobando la Ley Suelo y ajustándose a los intereses de una empresa privada en lo que supone una “usurpación definitiva de un espacio público” tan destacado como el palmeral del Oasis de Maspalomas.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.