Pagarán tus hijos

Pa’ chulo, Rajoy… No sé si escribir un artículo o una viñeta cómica que diga: “No, si a mí, no me empujaron al rescate… ¡Ay, se me chispoteó!, (como diría el Chavo del Ocho), rescate no… línea de crédito,  yo lo estaba deseando. Si ya dije hace años que era la mejor solución”.

“Seguro, porque quisiste, no te dejaron esperar ni al resultado de las elecciones griegas…,” contestaría otro.

“Usted vaya tranquilo, Señor Presidente, disfrute de su escapada a Polonia, lea sus discursitos como le enseñaron en clase de Oratoria, y deje que Nosotros decidamos”.

Patético; me consideraba cínica hasta que empecé a escuchar discursos políticos.

Después de todo, la teoría del  ”Presi”, como toda buena mentira, se basa en la realidad, porque dicen las malas lenguas, siempre las mejor informadas, que este rescate, fue negociado durante meses. Ahora sabemos que, lo recortado, fue parte de la intervención jamás reconocida que sufrimos desde entonces, cuyo desenlace era un rescate…

“En realidad, yo no quería esas uvas…”, dijo la zorra de la fábula.

Por fin hemos conseguido un salvavidas de mármol, con el cual estar a la altura de Doña Merkel, quien después de recibir un sacudón en el pandero, aún se está preguntando si se debe al choque de la Unión Europea contra el fondo abisal de las Marianas, o a un exceso de vibración de la faja reductora, (y no me refiero a reducciones presupuestarias).

Mientras tanto, el inicialmente desaparecido Sr. Rajoy, puede ser visto junto a otros parásitos endémicos del Reino, disfrutando del evento deportivo de la temporada:  ¿Rebuscar en los bolsillos para llegar a fin de mes? No, no me refiero al deporte nacional español para los próximos diez años, sino a la Copa de Europa. Quizá así, logre contagiar a su mortalmente herida carrera política, un poco de la gloria del deporte español. Pues, ni los mineros del Bierzo, ni los parados de larga duración, ni siquiera aquellos por quien llora el “Príncipe Valiente”, o perdía el sueño su padre, el “Rey León”, (¿o debería decir Rey Elefante?), podrán escapar del destino hipotecado que han decidido para España, un grupete de anti demócratas de libro. Los acólitos del Presidente se han pasado la mañana del domingo inventándose  sinónimos inexistentes para la palabra “rescate”, y su compañerito de escapada futbolera, el Príncipe con suerte, hace apenas unos días, lanzaba discursos lastimeros acerca de la penuria del joven español desempleado ¡qué comprensivos los nobles!

No me puedo creer la hipocresía y desvergüenza de la clase dirigente, la elegida y la impuesta. En realidad, no quiero  aceptar lo que veo, porque para muestra, sobra un botón: una estafa pactada entre jefazos.

¿Cómo quedará este Presidente inscrito en la posteridad?: ¿El del “Rescate”, o el que vino después del de los “brotes verdes”?

Teniendo en cuenta más de cinco meses de mentiras registradas: “No subiré los impuestos; no recortaré en Educación y Sanidad; no subiré el IVA (música de suspense y niebla oscura, muy oscura); esto no es un rescate y no estamos intervenidos…  ¿Alguien le cree cuando dice que pagarán los Bancos?

¿Por qué no somos Islandia?

Porque Islandia dejó hundirse a la Banca podrida y enjuició a los responsables. En cambio, aquí, mi vecino, el autónomo que cerró su negocio el mes pasado por no poder hacer frente a los gastos, no ha recibido ningún tipo de préstamo del mismo Banco que le acosa y que, por ser insolvente, será salvado de la bancarrota por ese mismo infeliz autónomo y sus hijos, que por ahora sólo se dedican a jugar en el patio. Tampoco recibió ninguna ayuda el desahuciado, que por ahora está exento de la deuda futura, porque con la suya propia alcanza y sobra. Sangrienta paradoja.

¿Por qué los anónimos  deberíamos hipotecar nuestro futuro y el de nuestra descendencia, para salvar a un hato de inútiles incompetentes? Y no digo ladrones, porque no me consta que hayan robado, pero como mínimo, no lo han hecho bien.

Siguen vendiéndonos que es la mejor solución, que el Euro, que la Unión Europea, y la p… obre infeliz que los parió…

Como dijo, Christine Lagarde, Directora del Fondo Monetario Internacional:  ”…cogería la llave y dejaría allí a los líderes europeos hasta que acordasen un plan completo…”  Pues,  Señora, yo simplemente, hubiera tirado la llave, lo del acuerdo, teniendo en cuenta que todos son títeres de algún poder que no es precisamente el del pueblo soberano, era innecesario.

En vez de machacarnos toda la semana con debates de periodistas y expertos varios, los comunicadores deberían por una vez callarse y prestar su alcance mediático a la gente que piensa, deduce y entiende, sin más condicionante que la razón y el sentido común.

Porque aunque parezca mentira, sigue existiendo vida inteligente fuera de los despachos, y muchos sabemos  que el rescate de la Banca española,  comprometerá no sólo nuestra libertad de acción, sino el desarrollo futuro.

Y al final, este artículo debería llamarse “Democracia con Burka”, Episodio II “La amenaza fantasma”, porque todo se resume a lo mismo, no se ve, no se escucha y no se habla de los únicos legítimos perjudicados de esta historieta: nosotros.

 

Eugenia Casta

www.alrojovivonoticias.blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.