Malestar por los errores en las oposiciones docentes 2018

Oposiciones docentes 2018

Oposiciones docentes 2018

Sólo un número muy escaso de participantes ha superado la primera prueba

La falta de transparencia en la resolución de las reclamaciones y los dudosos criterios de evaluación de los tribunales han marcado de manera significativa la última convocatoria de oposiciones docentes. Antes ya de que se iniciara el proceso selectivo, CC.OO solicitó a la Consejería de Educación que se hicieran públicos todos los criterios de calificación que emplearían los tribunales de selección para que los opositores pudieran organizar con tiempo su participación.

Asimismo, el sindicato pidió que dichos criterios fuesen homogéneos para evitar disparidad y subjetividad en la evaluación de las pruebas. Con todo, los criterios de calificación sólo se dieron a conocer el mismo día de la presentación y de manera muy genérica, sin duda uno de los motivos por los que sólo un grupo muy reducido de aspirantes logró pasar a la segunda prueba.

Los tribunales no dan explicación a lo sucedido en las oposiciones docentes 2018

Junto a la falta de transparencia en los criterios de evaluación empleados durante la primera fase de las oposiciones docentes 2018 en Canarias, son muchos los tribunales que ni siquiera han dado una explicación a las reclamaciones presentadas por muchos de los opositores. Tal como lamenta el sindicato, muchas de estas reclamaciones únicamente están siendo recogidas y resueltas por los tribunales sin aportar argumentación alguna.

“Nuestra organización no pretende con ello poner en juicio la gran labor de los tribunales ni la autonomía de la que deben disponer en el procedimiento, pero sí llamar la atención a la Administración educativa que debe mejorar, y mucho, la coordinación y el trabajo de los tribunales, y el establecimiento de criterios de evaluación y calificación homogéneos”, señala CC.OO.

También sobre este punto, el sindicato ha hecho hincapié en la necesidad de “hacer públicos dichos criterios con tiempo suficiente, formar y preparar para el proceso a los miembros de tribunales, disponer un proceso claro de reclamación y de información de las decisiones del tribunal e instaurar un proceso para desarrollar una evaluación formativa con los aspirantes que no hayan superado las diferentes fases de la oposición, explicando a cada uno lo que no han realizado adecuadamente para que mejoren sus intervenciones en futuros procesos selectivos”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.