Ocultaban cocaína en paquetes de detergente

La Guardia Civil desarticula una organización que operaba en Canarias.

La Guardia Civil en el marco de la operación GOTEO desarrollada en Tenerife, Madrid y Valladolid, ha procedido a la detención de catorce personas (9 españoles y 5 colombianos), integrantes de una red que trasladaba a Canarias partidas de cocaína ocultas en paquetes de detergente de una conocida marca para su posterior distribución.

En la operación se han practicado 14 registros domiciliarios (8 en Madrid y 6 en Tenerife), se han intervenido 20 kilos de cocaína, 105.000 euros en efectivo, 30 vehículos, y se han bloqueado inmuebles y productos financieros por un valor de 3 millones de euros.

En uno de los registros llevados a cabo en la localidad de Valdetorres del Jarama (Madrid), los agentes hallaron un laboratorio dotado de gran cantidad de productos químicos para la adulteración de la droga, prensas, máquinas de envase al vacío, medios de pesaje y otros utensilios.

La investigación se inició el pasado mes de mayo cuando la Guardia Civil detectó que una persona residente en Tenerife estaba recibiendo de forma periódica desde Madrid partidas de cocaína ocultas en paquetes de detergente que llegaban a la isla en contenedores.

De Madrid a Tenerife

El cabecilla de la organización se desplazaba a Madrid para adquirir un gran número de envases de detergente. Posteriormente, los envases eran trasladados a un taller mecánico ubicado en el barrio de Vallecas (Madrid), propiedad de otro miembro del grupo, donde tras desprecintar los envases los rellenaban con la droga y volvían a sellar.

Acto seguido, un empleado de una agencia de aduanas de Tenerife tramitaba la correspondiente documentación para permitir el traslado del detergente a la Isla e informaba a la organización de la llegada al puerto de la mercancía o de las posibles incidencias en su traslado.

Las personas que suministraban la cocaína a la organización se desplazaban periódicamente a las islas para percibir importantes cantidades de dinero en efectivo correspondiente al pago de la droga. Posteriormente, los suministradores transportaban ese dinero por vía aérea hasta Madrid, utilizando en caso de ser interceptado en los puntos de control de los aeropuertos, una falsa acreditación de peritos judiciales.

Igualmente en la misma operación se ha podido constatar que los integrantes de la red, utilizando varias empresas legalmente establecidas en Madrid, contaban con falsos autónomos que se encargaban de aportar facturas falsas por servicios no prestados para blanquear el dinero obtenido por la venta de la droga y engordar sus gastos y beneficios.

Por otro lado, estos falsos autónomos abrían cuentas bancarias a su nombre, que realmente eran utilizadas por la organización de narcotráfico para introducir en el curso legal el dinero obtenido de forma ilícita.

La investigación ha sido llevada cabo por especialistas de la Guardia Civil en la lucha contra el Crimen Organizado y agentes del mismo Cuerpo de las Comandancias de Tenerife y Madrid.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.