Nuevas cancelaciones de Ryanair a partir de noviembre

Nuevas cancelaciones de Ryanair

Aviones de Ryanair

FACUA reitera a Fomento la necesidad de imponer fuertes sanciones a la compañía aérea

En principio la cancelación de vuelos por parte de la aerolínea irlandesa únicamente estaba previsto hasta el mes de octubre. Sin embargo, se confirma que habrá nuevas cancelaciones de Ryanair a partir de dicho mes que afectarán a alrededor de 400.000 pasajeros, aparte de los que ya se han visto alcanzados por la primera ola de suspensión de vuelos.

La aerolínea ha indicado en un comunicado que dejará inoperativos 25 aviones de los 400 que componen su flota invernal, desde el día 17 de noviembre hasta el 18 de marzo. Posteriormente, dejará de operar 10 aeronaves de las 445 que vuelan a partir del mes de abril de 2018, sumando cancelaciones y modificaciones en sus itinerarios. La compañía señala que ha enviado un correo electrónico a todos los pasajeros afectados por las nuevas cancelaciones.

Los mensajes en las redes sociales tergiversan la legislación para respaldar las nuevas cancelaciones de Ryanair

Para FACUA resulta inadmisible que una compañía aérea con la que al mes vuelan tantos viajeros haya tomado la decisión de cancelar vuelos de esta manera sin tener en cuenta los problemas que ello puede acarrear a sus clientes.

La asociación cree que la sanción a Ryanair no puede ser la misma, con independencia de si cancela 50 vuelos o 500. Por ello, entiende que Fomento debería plantearse si existe la posibilidad de considerar cada vuelo cancelado como una infracción e imponer, en tal caso, tantas multas como vuelos con origen o destino en España que hubieran sido cancelados, con la valoración que en su caso realice la Agencia Española de Seguridad Aérea (Aesa).

Las nuevas cancelaciones de Ryanair son un “suma y sigue” en la política adoptada por la empresa hace apenas unas semanas con el supuesto objetivo de mejorar el servicio que ofrece y los tiempos de demora que muchas de sus principales conexiones han sufrido durante los últimos meses.

Por otro lado, y ante la avalancha de preguntas de los usuarios afectados a la aerolínea a través de las redes sociales, FACUA ha detectado que Ryanair omite que si les ha notificado las cancelaciones con no más de dos semanas de antelación, está obligada a abonarles compensaciones de 250 o 400 euros, según se trate de trayectos de hasta 1.500 kilómetros o de mayor distancia, respectivamente (la compañía no opera vuelos con más de 3.500 km, en las que corresponderían 600 euros). Estas compensaciones no sustituyen, sino que se suman, a las indemnizaciones que deben recibir todos los pasajeros que hayan sufrido perjuicios económicos como consecuencia de los vuelos cancelados.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.