Nueva propuesta para implantar el escáner corporal

Los pasajeros podrán negarse a pasar este control.

El Parlamento Europeo rechazó en 2008 la implantación de los escáneres corporales en los aeropuertos al carecer de garantías sobre sus efectos para la salud y sobre el respeto a la privacidad de los pasajeros. «Cuatro años después y, en parte, gracias a los avances tecnológicos existen modelos que bajo las pautas que hemos fijado pueden suponer un valor añadido en términos de seguridad para los pasajeros sin que al mismo tiempo se perjudiquen ni su salud ni sus derechos fundamentales», ha explicado Luís de Grandes, eurodiputado del PP.

La Eurocámara precisa que cualquier pasajero estará en todo momento en su derecho de rechazar su paso por el escáner, aunque en ese caso deberá someterse a otros controles de seguridad alternativos, que pueden ser más lentos, complicados o incómodos, pero en cualquier caso «es esencial que se facilite por adelantado a los pasajeros información sobre el tipo de controles y sobre sus alternativas», ha explicado el eurodiputado del PP.

La resolución exige también a la Comisión Europea que ponga fin como muy tarde en abril de 2013 a la prohibición de llevar líquidos, gel o aerosoles en los equipajes de mano de los pasajeros y hace un llamamiento a los sectores implicados a clarificar la situación actual, ya que no en todos los aeropuertos ni en todos los países se aplican el mismo tipo de medidas.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.