Norma Jean eligió viajar

Norma Jean

Norma Jean y su perro

Fallece a los 90 años la anciana que prefirió recorrer el mundo a recibir tratamiento de quimioterapia

Cuando le diagnosticaron el cáncer Norma Jean lo tuvo claro: no se sometería a un tratamiento con el que terminaría sus días en una cama de hospital. Así había visto morir a su marido, apenas unos días antes, cuando a ella le diagnosticaron un cáncer de útero.

A su avanzada edad y con el tiempo corriendo ya a contrarreloj, lo único que quería hacer Miss Norma (nombre con el que pasará a la historia de las abuelas aventureras), era aprovechar sus últimos días pasándolo lo mejor posible.

El día en que Norma Jean hizo la maleta

No es que las tuviera todas consigo. Era una octogenaria en silla de ruedas, pero le quedaban fuerzas para levantarse y sacarse divertidas fotos con las que deleitar a sus miles de seguidores en las redes sociales. Miss Norma se hizo famosa gracias a su aventura ‘Driving Miss Norma’, una suerte de road trip en la que a bordo de una caravana y en compañía de su hijo, su nuera y su caniche, ‘Ringo’, dedicó los últimos meses de su vida a recorrer la geografía estadounidense.

En algo más de un año recorrieron 20.000 kilómetros y atravesaron 32 estados. Viajaron en globo, montaron a caballo y tuvieron la oportunidad hacer muchas de las cosas que Norma nunca antes había tenido oportunidad de hacer.

Hace unos días Norma fallecía después de pasar unos días ingresada en el hospital y atendida por médicos. Con todo, había cumplido su última voluntad de viajera ya había disfrutado en ese último año de una aventura que ningún tratamiento médico le hubiera proporcionado.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.