Noche de cine y glamour en Hollywood

Jean Dujardin y 'Uggie'

The Artist hace que los Oscar regresen a los orígenes del cine.

Mejor película, Mejor director y Mejor actor principal. La película de Michel Hazanavicius protagonizada por Jean Dujardin –que paseó su premio con Uggie, el perro de la película- se hizo con tres de las principales estatuillas en la noche de los premios del cine de Hollywood. Además, cosechó éxitos en otras dos categorías, Diseño de vestuario –de Mark Bridges- y Banda sonora original –Ludovic Bource-.

La belleza clásica de The Artist, una arriesgada propuesta muda y en blanco y negro, ha dejado en un segundo plano a otras candidaturas favoritas como la de La invención de Hugo, una película de Martín Scorsese que también rinde homenaje  los orígenes del cine y que, a pesar de llevarse también cinco estatuillas, únicamente destacó en la parte más bien técnica: dirección de fotografía, mezcla de sonido, edición de sonido, efectos visuales y dirección artística.

En cuando a las actrices femeninas, Meryl Streep se llevó el tercer Oscar de su carrera por su papel protagonista en La dama de hierro, que además también fue premiada en la categoría de Mejor maquillaje. Una emocionada Octavia Spencer subió al escenario a recoger su galardón como mejor actriz de reparto en Criadas y señoras mientras que en la categoría masculina fue Christopher Plummer el que a sus 82 años –el más veterano de la gala- se hizo con la estatuilla al mejor actor de reparto por su papel en Beginners. Además, fue recibido por una gran ovación del público.

La cinta iraní Nader y Simin, una separación se llevó el Oscar a la Mejor película de habla no inglesa y Rango se llevó la estatuilla a la Mejor película de animación, arrebatándole a Trueba la opción a un segundo galardón en Hollywood por Chico y Rita.

El guión de Woody Allen en Midnight in Paris obtuvo su reconocimiento, como también lo hiciera el de Los descendientes, como Mejor guión adaptado. Y en cuanto a cine documental, el Oscar fue para Undefeated, una película de TJ Martin, Dan Lindsay y Richard Middlemas, una cinta sobre un equipo de fútbol americano de secundaria.

Tintín –de Steven Spielberg- con una sola nominación, o Clint Eastwood, que ni siquiera estuvo nominado, fueron algunas de los grandes actores olvidados durante la ceremonia de este año, dirigida -¡por novena vez!- por Billy Crystal.

En definitiva, una noche más de cine precedida por el glamour sobre la alfombra roja en la que no faltaron excentricidades como la de Sacha Baron Cohen que, contradiciendo la norma de la organización, se presentó en la gala con el vestuario del personaje de su última película, un dictador de Oriente Medio.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.