No hay indicios suficientes para condenar a Salvador Morales como autor de la muerte de Isabel Canino

La nueva investigación revela que el fallecimiento de la joven no se produjo por estrangulamiento y descarta que se trate de un crimen de violencia de género.


La autopsia patológica del cuerpo del Isabel Canino, encontrado hace unos meses en el fondo de una fosa séptica en la casa de Salvador Morales, ha revelado que la causa de la muerte no puede deberse a un feminicidio (violencia de género contra mujeres), ya que no ha habido ensañamiento y sangre, y tampoco estrangulamiento con bridas, como se había señalando en un comienzo. Estos datos no son concluyentes en el hecho de que Isabel Canino no muriera por causas naturales y dejan abiertas varias puertas a las posibles causas de la muerte, que en cualquier caso fue violenta. Pero los datos existentes hasta el momento no son determinantes a la hora de inculpar a Salvador Morales como autor del crimen, que ya desde el momento de su detención, el pasado 25 de septiembre, declaró que no había matado a la joven pero que sí había enterrado su cadáver en la fosa séptica de su casa.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *