No encuentran petróleo en las costas marroquíes

Las prospecciones han resultado fallidas y el pozo ha sido sellado.

Siguiendo los procedimientos habituales en estos casos, la compañía portuguesa Galp y la australiana Tangiers –encargadas de las perforaciones-, ha decidido abandonar y sellar el pozo Tao-1, al oeste de Tarfalla, al no encontrar en él hidrocarburos.

Es el tercer intento fallido en la búsqueda de petróleo es esta zona colindante con la cuadrícula en la que Repsol espera realizar sus sondeos en cuanto reciba los permisos definitivos del Ministerio de Industria español y después de contar ya con la autorización de Consejo de Ministros y de una sentencia favorable del Tribunal Supremo.

 

 

El Ilustrador

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.