Ningún herido pero múltiples destrozos

La “tormenta perfecta” se aleja del Archipiélago provocando algunas incidencias en las que no ha habido que lamentar heridos.

La tormenta continúa su trayectoria por el Atlántico y entra en la Península sin provocar graves destrozos en el Archipiélago canario, a pesar de que en las cumbres isleñas continúa la situación de prealerta por fuertes vientos como medida de prevención. Pero según la información de la Agencia Estatal de Meteorología, lo peor ya ha pasado, si bien desde el Gobierno se advierte a los ciudadanos que sigan atentos a las medidas de precaución que se han hecho públicas durante los últimos días, evitando los desplazamientos largos por carretera y teniendo cuidado al caminar por zonas en las que existan árboles o repisas de las que pudieran desprenderse macetas u otros objetos.

Los vientos huracanados han pasado por la isla de Tenerife con especial presencia en la zona norte de la isla, donde los bomberos tuvieron que atender un gran número de llamadas. En el municipio de La Orotava se registraron las mayores incidencias, relacionadas en su mayoría con la caída de objetos y, en el caso de Güímar, el volcado de una grúa de construcción sobre una casa que afortunadamente no se encontraba habitada. Además, en Puerto de la Cruz se cerró el Lago Martiánez y, a nivel de todo el Archipiélago, más de 10.000 personas se quedaron sin suministro eléctrico.

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.