Museo del fracaso

Museo del fracaso

El juego de Donald Trump también aparece en el Museo del fracaso

En Suecia puedes encontrar un curioso espacio en el que se recogen algunos de los peores inventos de la historia

Los viajeros que siguen pensando que los museos suelen ser espacios aburridos deberían pasarse por este rincón de Suecia. El Museo del fracaso es una de las mayores exposiciones del mundo relacionada con todos esos objetos absurdos o inservibles que han ido apareciendo en las últimas décadas, destinados a convertirse en basura en un cajón o en una estanterías.

La relevancia que nunca tuvieron estos objetos los convierte ahora en protagonistas del Museo del fracaso

Entre la innovación y el absurdo a veces la diferencia es tan pequeña que lo que en principio se ha diseñado como una genialidad termina convertido en un auténtico trasto. Son numerosos los ejemplos de productos fracasados que hemos ido viendo a lo largo de la historia más reciente. Desde el pseudo Monopoly que lanzó en la década de los 80 el mismísimo Donald Trump (con su cara en la caja y todo), hasta la Apple Newton de Steve Jobs (una respuesta infructuosa a la Palm de Pivot) la Coca Cola Black (a la que se le había añadido café) o la lasaña congelada de Colgate (que muchos ni llegaron a conocer dado su limitado tiempo de vida en el mercado).

En el Museo del fracaso hay espacio para todas esas aspiraciones comerciales que se estrellaron estrepitosamente al poco tiempo de aparecer y para todas las propuestas que se quieran enviar ya que el lema de este espacio es que “cuanto más locas, mejor”.

El Museum of failure abrió sus puertas recientemente en Kulturhotellet – Södergatan, 15, en Helsingborg, con una colección de 70 objetos de lo más curiosos y se puede visitar por el precio de 100 coronas.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.