10.000 muertes por cáncer al año en el trabajo

muertes por cáncer

Cáncer cero en el trabajo

CC.OO Canarias denuncia que una de cada diez muertes por cáncer tienen su origen en el trabajo

Según un informe anual de 2018 editado por la Sociedad Española de Oncología Médica, el cáncer es una causa fundamental de mortalidad en España.  De acuerdo con los datos recopilados en un informe del año 2016 del INE, un 27,5 % de las muertes se debieron a tumores (102.762).

CC.OO Canarias explica que una parte de estos cánceres tienen su origen en exposiciones laborales, aunque esto no aparezca recogido en las estadísticas oficiales de Enfermedades Profesionales, que reconocen únicamente unos cuantas al año y que en caso de Canarias, desde el año 2006, no se haya declarado ningún cáncer de origen laboral.

El sindicato indica que estimaciones realizadas afirman que al menos una de cada diez muertes por cáncer tienen su origen laboral, lo cual se traduce en unas 10.000 muertes por cáncer laboral cada año en España.

Problemas para contabilizar las muertes por cáncer en el trabajo

Las escandalosas cifras de infradeclaración del cáncer ocupacional son la prueba del fracaso del sistema de declaración y registro de enfermedades de origen laboral en España, unido a la falta de intervención e implicación de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales.

Esto está generando que este tipo de contingencias sean derivadas a los Sistemas Públicos de Salud y que por tanto no se visibilice dicha situación para actuar en el origen de la exposición, además del sobrecoste que supone para los Servicios Públicos de Salud.

Para que la prevención se active es necesario la previa identificación del problema, algo que con el cáncer laboral no está sucediendo.

Desde el sindicato informan que tienen activada desde el año 2011 la campaña “Cáncer Cero en el Trabajo” con la pretensión de revertir esta situación. CC.OO considera necesario y urgente actuar contra los cancerígenos, donde se cuente con la participación de todas las administraciones y agentes implicados, que permita visibilizar la magnitud del problema, promover la prevención, reparar el daño causado a los trabajadores y trabajadoras víctimas de cáncer y mejorar la investigación sobre este tipo de exposiciones.

“Es urgente que España cumpla con la obligación legal de crear planes de vigilancia de la salud postocupacional para los trabajadores que hayan estado expuestos (art. 37.3.e del Reglamento de Servicios de Prevención y 8 del RD de cancerígenos en el trabajo) y ratifique el Convenio 139 de la OIT sobre el cáncer profesional, pendiente de firma desde 1974″, aseguran.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.