Muere Peter Falk, el detective más famoso de la tele

Peter Falk interpretando a ColomboIncapacitado desde 2009 debido a la demencia senil y a cargo desde entonces de los cuidados de su esposa, el famoso detective Colombo fallecía la madrugada del 24 de junio a los 83 años de edad.

Con sus diez candidaturas a los Globos de Oro por su papel protagonista en la serie Colombo -galardón que obtendría una única vez en 1973-, ganador de cuatro Emmys con este mismo personaje y nominado a los Oscar en dos ocasiones por su papel secundario, no hay duda de que Peter Falk fue todo un mito televisivo de los 70 y los 80. Pero alejado ya de las pantallas -tanto de la grande como de la pequeña- y con síntomas avanzados de demencia senil, durante los últimos años el actor era incapaz de recordar aquellas glorias pasadas que lo covirtieron, entre otras cosas, en uno de los detectives más famosos de la televisión.

Peter Falk moría a los 83 años, pero lo cierto es que había abandonado el mundo mucho tiempo antes, cuando pasó a estar bajo la tutela de su segunda esposa, Shera Danese, debido a que su enfermedad no le permitía reconocer el mundo que le rodeaba, ni siquiera a su propia hija.

Triste final para un actor que sin duda ha servido de vínculo entre varias generaciones de telespectadores que, independientemente de su edad, son capaces de identificar la voz ronca, la gabardina y las preguntas inquientantes del detective Colombo, que nunca dejaba ningún caso sin resolver.

Aunque probablemente éste sea el personaje con el que pasará a la historia, lo cierto es que el actor neoyorquino también hizo sus incursiones en el mundo del cine, en películas como El cielo sobre Berlín o La princesa prometida, y más recientemente en American Cowslip, e incluso estuvo nominado al Oscar como mejor actor secundario en Un gánster para un milagro y El sindicato del crimen.

Menos conocida es su actividad en el mundo de las artes plásticas, pero lo cierto es que el actor también dedicó parte de su obra a la pintura, exponía al menos una vez al año en algunas galerías de Nueva York y dejaba que compradores y curiosos cotillearan su obra a través de su página web.

http://www.peterfalk.com/artpurchase.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.