Misteriosos anillos luminosos en Canarias

Luces en el cielo de CanariasHan pasado más de 30 años aún no se han esclarecido los hechos acontecidos en el Archipiélago la tarde del 5 de marzo de 1979. Varios anillos luminosos se dibujaban en el horizonte y de su interior su interior surgía un objeto alargado desprendiendo una gran cantidad de luz en una especie de campana.

No sólo es válido el testimonio de numerosos testigos presenciales de lo acontecido, muchos de los cuales pudieron tomar incluso fotografías del fenómeno que se estaba produciendo, pasadas las siete de la tarde del 5 de marzo de 1979. La formación de estos anillos que parecían surgir del mar se divisó primero en las islas de La Gomera y El Hierro y posteriormente en Tenerife, donde se registró el mayor número de testigos.

Ya pasadas las ocho de la tarde se confirmó la aparición de un gran objeto flotante, con forma achatada y de color plateado que dejaba a su paso una enorme estela luminosa con forma de campana.

En los más de 200 folios y documentos gráficos recopilados por el Ejército del Aire se recogen todos estos testimonios así como el de diez pilotos de diferentes líneas aéreas comerciales e incluso una conversación desde la torre de control del aeropuerto de Los Rodeos en los que se certifica la aparición de este objeto no identificado flotando sobre el mar.

Al parecer, la ascensión de este disco luminoso habría durado aproximadamente cinco minutos, un período de tiempo en el que se levantó un fuerte oleaje en las costas de Tenerife, a pesar de que no se detectó ninguna anomalía en la fuerza del viento registrado en diferentes estaciones durante ese intervalo de tiempo que pudiera justificar lo sucedido.

Paralelamente a la comunicación de estos hechos se filtraba una información acerca de una supuesta intervención militar de los Estados Unidos, asegurando que el ejército norteamericano estaba operando en las aguas del Atlántico para hacer pruebas con misiles, hecho que no pudo contrastarse y cuyas fechas, en todo caso, no coinciden con las de los avistamientos. De hecho, el Ejército del Aire dio por concluidas las investigaciones y únicamente pudo calificar los hechos como un fenómeno aéreo no identificado.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.