Minas de sal de Wieliczka

Minas de sal de Wieliczka

Capilla de Santa Kinga

A las afueras de Cracovia se encuentra una de las atracciones turísticas más visitadas de Polonia. Kilómetros de pasillos y cuevas excavadas durante años conforman el actual laberinto de las minas de sal de Wieliczka

Más de 800.000 personas visitan a al año este peculiar paraje a unos 10 kilómetros del centro de la ciudad medieval de Cracovia. No en vano, desde 1978 estas minas de sal forman parte del Patrimonio de la Humanidad.

¿A qué se debe tanta importancia?

Se tiene constancia de que las minas de Wieliczka se han explotado de manera ininterrumpida desde el siglo XIII. Durante todos estos siglos el entramado de laberínticos pasadizos que las conforman se ha ido extendiendo durante más de 300 kilómetros y a una profundidad de casi 400 metros.

A visita turística abarca únicamente poco más de 3 km y sorprende por la cantidad de cámaras con lagos subterráneos, galerías, y enormes salas en las que el visitante tiene oportunidad de conocer las herramientas y los métodos con los que tradicionalmente se extraía la sal de estas minas.

Arte en forma de sal

Pero más allá de estas estructuras, si hay algo que verdaderamente sorprende a los viajeros que visitan las minas de sal de Wieliczka es la Capilla de Santa Kinga y la profusa decoración que se extiende no sólo por esta sala sino por muchas de sus galerías.

El material con el que se ejecutaron estas obras de gran belleza decorativa fue exclusivamente la sal y sus artistas fueron los propios mineros de Wieliczka. Completar la visita para contemplar los bajorrelieves con los que han sido decoradas las galerías y la capilla puede llevar perfectamente dos horas. Un tiempo que, a menos que se padezca de claustrofobia, merece la pena para admirar con calma la arquitectura y la imaginación de quienes durante muchos siglos han trabajado en ella no sólo para extraer la sal (un bien muy preciado desde la Antigüedad) sino para darle forma.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.